mis videos en plena faena

Loading...

miércoles, 10 de noviembre de 2010

haciendo encargos (lanza)

Buenas a todos¡

Hoy voy a explicar el proceso que he seguido para hacer una punta de lanza, en este caso es un encargo que me hicieron hace unos días y que ya está listo para ser enviado.

Para empezar os muestro el martinete que hice hace ya un tiempo y que últimamente utilizo bastante, pues para aplastar acero de ballestas de camión va muy bien, y ahora mucho esfuerzo.



Y visto el "cacharro" este, pues comenzamos la lanza. Lo primero es, qué material utilizar, en mi caso he utilizaro acero de amortiguador de camión ( lo que viene siendo un pedazo de ballesta).
En teoría, este acero es el mismo que en España podemos encontrar como F1440 , que es un acero elástico, y si no es éste, es de la familia.

Tal vez un acero como el F1140, el cual es un acero al carbono, también sirva para este propósito y tal vez retenga mas el filo, no lo se.

Las Ballestas de camión suelen ser de unos 6 o 7 cm de anchas, por lo que yo suelo cortarlas por la mitad para tener mas comodidad a la hora de trabajarlas.Digamos que la barra usada para esta lanza es aproximadamente de 35mm x 20mm.

El primer paso es hacer un triángulo en la punta de la barra, éste luego lo convertiremos en cono y será donde enaste la lanza



Debería quedaros una cosa tal que así, y quien me la encargó me dijo que a ser posible que la boca de la lanza fuese de unos 2,5mm de DI, todos sabemos matemáticas básicas, pero por comodidad os aconsejo que en su punto mas ancho sea de unos 10 cm.





Una vez que tenemos el triángulo como lo queremos, lo enrollamos sobre sí mismo haciendo un cono.



En un principio se ve feo, y parece que no tiene remedio, pero tras un par de calentones mas y unos golpecitos bien dados, la cosa va cambiando

Cuando mas o menos tenemos el cono listo, empezamos a estirar la hoja, y dependiendo de la experiencia que tengáis, podéis cortar ya la pieza y trabajarla del tirón, o primero hacer toda la hoja sin cortar lo sobrante, y cuando lo veáis bien, cortáis y rematáis.

Yo por ejemplo en la foto que sale, corté aproximadamente a la misma altura donde la otra jabalina es mas ancha la hoja, y la idea es estirarlo hasta que quede prácticamente del mismo tamaño.








Cuando tengo la forma básica hecha a martinete ( que trabajo que me quita de encima) me gusta darle la forma final a martillo, pues así luego hay menos que quitar con la esmeril y todo eso.

La hoja la dejo con una sección romboidal que se consigue básicamente aplastando los bordes con el martillo y dejandole lomo en el centro.

Y lista la hoja, procedemos a dejar el ojo de la lanza bien redondeado y centrado con respecto a la hoja, para este proceso soy muy maniático y le doy mil veces hasta que la tengo como quiero jeje





Una vez lista la lanza, procedemos al temple. Para este tipo de pieza a mi me gusta templar nada mas que la punta y solo la mitad, el resto lo dejo recocido y listo, así es mas difícil que se me parta, y dependiendo de que uso le de, le doy mayor temple o menor.

para esta he decidido dejarla con un temple mas bien bajo, no sea que se parta por un impacto muy fuerte.



Al darle prácticamente toda la forma al rojo, ahora apenas necesito eliminar material con la amoladora, solo lo justo para rectificar la pieza, terminar de formar y sacarle filo.






así quedó a los 15 min de amoladora


y así media hora después a la foto anterior.
Una vez que tenemos la hoja terminada y prácticamente con filo ( 1mm para que corte, por ejemplo) pasamos a la lijadora.

La lijadora es algo así como una radial, pero que gira como máximo a 3000 rpm y con velocidad regulable, vamos, que una maravilla de trasto.

La primera pasada con esta herramienta es la que mas pasadas hay que darle para quitarle todos los arañazos gordos de la amoladora, yo he usado un grano 80, tras ese, unas pasaditas con grano 120, luego grano 320.



Y aquí ya la ultima pasada con la lijadora, que le pasé un grano 400, y con cada una de estas pasadas,le daba un poco al filo hasta que llegó a tener filo.


Cuando dejamos la lanza con el acabado en lija deseado, podemos satinarlo con un cepillo de alambre... un estropajo... o por ejemplo lo que hice yo, un disco de tela de algodón y pulimento, un pulimento para satinar es el que uso yo, no me gusta el que deja el acabado completamente a espejo, aunque este también lo deja bastante brillante al fin y al cabo.










Y éste es el resultado, una punta de lanza de unos 42 o 43 cm un peso de 350 gramos y un ancho máximo en la hoja de 45 mm.
vamos, que una preciosidad lista para atravesar a quien sea jeje ( o a lo que sea...)



y otra imagen de lo mismo solo que un poco mas lejos, ( no, si para fotógrafo yo no iba, no hace falta que lo jure jeje)




Pues nada mas, creo que el proceso ha quedado bastante claro, sobre el tiempo de proceso, no lo se exactamente pues no suelo mirar la hora. Pero contando desde el momento en que corté la ballesta en dos, hasta que la lanza quedó tal y como está, pues calculo que 3 horas y media, de las cuales, 15 min para cortar la ballesta, 2 horas o dos horas y media en el forjado ( también sacando los vídeos se tarda mas, claro está) y como 1 hora en el rectificado, lijado, afilado y pulido.